Nutrición

    ¿ADICCIÓN A LA COMIDA?

    Francis Vera Grollmus. Nutricionista Supervisora Hospital Clínico Viña del Mar.
    Centro de Obesidad y Cirugía Bariátrica

    En la consulta y como tema de conversación cotidiano, escucho frecuentemente “Soy adicto (a) a los chocolates” “Amo comer” “Comer me hace feliz” “No podría hacer dieta” “Si estoy triste como y me alivio”…

    En nuestra sociedad la comida está directamente relacionada con la celebración de ritos; matrimonios, nacimientos, bautizos, graduaciones o simplemente ver un partido deportivo por TV. Asociamos en general, la ingestión de comida con momentos placenteros.
    Muchos obesos e individuos con sobrepeso, refieren a veces “perder el control al comer” impidiendo un adecuado control de su ingesta alimentaria, en términos neurobiológicos, esta sensación, se relaciona con la adicción a las drogas, de hecho, el centro de acción de las drogas, un sistema cerebral que gira alrededor del funcionamiento de una estructura, llamada núcleo accumbens y su acción con la dopamina, sustancia que se eleva ante una actividad placentera. El núcleo accumbens, controla el funcionamiento del hipotálamo, el mismo que entre otras funciones, se encarga de la sensación de hambre.

    Un estudio realizado en el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de Estados Unidos (Gene-Jack Wang,2001) observó que los pacientes más obesos, tenían menos receptores de dopamina, al igual que los adictos a las drogas, lo que explica que individuos con sobrepeso y obesos, constantemente ingieran mayor cantidad de alimentos de su preferencia, buscando la sensación de placer…El problema es que el cerebro “compensa” este exceso de dopamina generado al comer y disminuye los receptores de dopamina, produciendo probablemente a la larga, un círculo vicioso debido a este circuito de recompensa.

    En el último tiempo, se han estudiado drogas utilizadas para el tratamiento de la adicción a las drogas, en personas obesas, así como se siguen estudiando diversas áreas del cerebro comprometidas en individuos obesos “adictos a la comida” que se activan en puntuaciones más altas, comparadas con individuos delgados, ya que jugarían un rol importante en el valor motivacional y emocional de las señales emitidas por los alimentos.

    Si usted es obeso o presenta sobrepeso, es recomendable que visite a su médico e inicie una terapia con el profesional nutricionista, para aprender una serie de estrategias, que evitarán “atracones de comida” y le enseñarán seleccionar los alimentos adecuados para reducir su peso o mantener un peso estable, incorporando hábitos saludables a su diario vivir. Incluso a veces es necesario complementar con una terapia psicológica que facilite el manejo de la ansiedad.