TIPS PARA MATERNIDAD

    Hay un montón de cosas que las mamás primerizas descubrirán cuando traigan al mundo a su primer bebé y que no será lo mismo en el siguiente embarazo.

    Una de las cosas que más preocupa a toda mamá, sobre todo cuando son primerizas, es la expectativa del primer día y su primera noche ya con el bebé en casa.

    ¿Cómo se comportará mi bebé? ¿Podré cuidarlo? ¿Sabré cómo calmarlo cuando llore? ¿Cómo sabré si tiene hambre?

    Éstas y muchas preguntas más surgen, pero en la medida de que superen la etapa de conocimiento mutuo podrás ver que no es tan difícil como pensabas.

    - Mientras el bebé duerme, mamá descansa : Si tú estás descansada y relajada, favoreces la producción de leche.

    - Ingerir alimentos adecuados : Una buena idea es acudir con un nutriólogo para que te proporcione un plan alimenticio adecuado a tus necesidades.

    - Cuidar tus pechos :En los primeros días comienza a “bajar” la leche, esto ocasiona que te sientas adolorida y con los senos prominentes. Para disminuir estas sensaciones, realiza masajes circulares diariamente sobre tus pechos; además previene la aparición de nódulos y mastitis.

    - Delegar tareas domésticas: Debes permitir que te ayuden en las labores de la casa, alguna persona de confianza, delegar tareas te permite estar más tranquila y poder pasar más tiempo con tu bebé.

    - Restringir visitas de amigos y familiares: No podrá evitar que lleguen visitas a conocer a tu bebé, pero sería bueno , establecer horarios. Eso te ayudará a disfrutar de tus visitas sin fatigarte.

    Pasos para la higiene de tu bebé

    - El Baño: Es importante usar jabones que sean a base de glicerina, así se protege el manto ácido natural de la piel del bebé.

    - El Shampoo: Durante los primeros meses de vida, los bebés no saben cerrar los ojitos, es por esa razón que se sugiere productos que contengan fórmulas que no produzcan irritación y enrojecimiento al momento en que pueda caer agua en su carita.

    - Aceite: Después del baño es bueno dar masajes con aceites especiales para bebés, está comprobado que esto ayuda al bebé a que se desarrolle más rápido, vomite menos no llore y duerma mejor.

    - Cremas para coceduras: Si tu bebé tiene la piel muy delicada puedes ponerle crema protectora especial para rozaduras e irritaciones, también funcionan de maravilla. Existen unas muy buenas en el mercado…

    - El perfume: Para terminar un toque de perfume lo hará sentir muy bien, usa una que no contenga alcohol. Así no se irritará.

    Amamantar al bebé

    Lo primero que debes hacer es adoptar una posición correcta y tener en cuenta que debe ser el bebé quien se acerque a ti y no tú al bebé

    1. Siéntese junto con su bebé, vientre con vientre. Asegúrese que la oreja, el hombro y la cadera de su bebé estén en línea recta, y que la nariz del bebé esté al nivel del pezón

    2. Acerque a su bebé a su seno.

    3. Toque el labio inferior de su bebé con su pezón.

    4. Cuando su bebé abra bien la boca, rápidamente acerque a su bebé para que se prenda, dado que mantendrá la boca abierta solo durante algunos segundos

    Cómo hacer que su bebé eructe

    No todos los bebés que se alimentan con leche materna deben eructar cada vez que comen. Por lo general, los bebés que se alimentan con leche materna no tragan tanto aire como los bebés que se alimentan con biberón. Si su bebé ha estado llorando antes de comer, y se acerca y se aleja del seno, trate de hacerlo eructar antes de intentar amamantarlo nuevamente.

    Algunas posiciones útiles para hacer que su bebé eructe incluyen:

    Apoyar a su bebé con el vientre sobre su hombro.
    Recostarlo boca abajo sobre su regazo.
    Colocarlo sentado, inclinado hacia adelante, con su mano en el lado izquierdo del cuerpo de su bebé, para sostener el estómago y el cuello del bebé.
    ¿Tengo que usar un método especial para enseñar a dormir a mi bebé?
    Algunos niños tienen una facilidad natural para dormir bien y se adaptan rápidamente a un horario de sueño. A otros les cuesta más dormir y necesitan más estructura o cuidado para dormir bien.

    Dormir “durante toda la noche”

    Tal vez hayas escuchado que los bebés deben dormir durante toda la noche, cuando tienen de dos a cuatro meses de edad. Lo que debes comprender es que, para un recién nacido, cinco horas de sueño forman toda una noche, y solamente un grupo pequeño de bebés puede dormir así a esta edad.

    Ayuda al bebé a distinguir entre día y noche

    Un recién nacido duerme de 16 a 18 horas al día, con el sueño distribuido en 6 ó 7 periodos. Puedes ayudar a tu bebé a distinguir entre el día y la noche, para que así duerna durante períodos más largos por la noche. Durante los períodos de sueño del día, déjalo dormir en un cuarto con mucha claridad, donde pueda escuchar los ruidos naturales del día.

    Por la noche, su cuarto debe ser oscuro y silencioso. Da a tus bebés señales de que es de noche dándole un baño y poniéndole un pijama.

    Una manera de animar el buen sueño en tu bebé es familiarizarte con las señales de cansancio, y ponerlo a dormir apenas muestra esa señal. Con el paso del tiempo, este comportamiento desarrolla en el bebé una falta de sueño, que complica más el desarrollo de un patrón de sueño deseable. Aprende a conocer las señales de cansancio y sueño de tu bebé, inquieto, bostezo, silencio, pérdida de interés por los juguetes, y una mirada vidriosa. Pon al bebé a dormir cuando se vea cansado.